Como iniciar un Preconcurso de acreedores

Para iniciar un Preconcurso de acreedores partimos del  Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley Concursal

 COMUNICACIÓN DE CONVERSACIONES PREVIAS DE REFINANCIACION

La empresa inmobiliaria que se encuentra en dificultades para hacer frente a sus deudas puede intentar, previamente a solicitar concurso de acreedores, establecer negociaciones con sus acreedores, particularmente con las entidades de crédito acreedoras, con el objetivo de llegar a un acuerdo que le permita seguir con su actividad.

 

iniciar un Preconcurso de acreedores

 

Hay que tener en cuenta que, en general, en una empresa inmobiliaria, por las características de la forma de financiación de  las promociones, los principales acreedores de la misma suelen ser, casi siempre, los Bancos

 Para ello, la empresa deudora se debe reunir con todos sus acreedores o, en particular con sus entidades de crédto acreedoras y convenir con ellos un Plan de Refinanciación basado en los siguientes puntos principales:

  

1)     Una situación económica y financiera de la empresa en el momento actual que detalle los pagos exigibles a corto plazo y los ingresos previsibles.

2)     Una propuesta alternativa, en su caso, de Refinanciación que, en general, solo afectara a las entidades de crédito acreedoras que, en general comprenderán medidas del tipo:

  1.   Suspensión temporal del pago de intereses. 
  2.  Aplazamiento del vencimiento de créditos.
  3. Concesión de un nuevo crédito puente

   Con cada una de estas medidas alternativas, en su caso, se firmará un Plan de Viabilidad que, demuestre la bondad de las medidas tomadas y como estas salvan el problema puntual de la empresa y también permiten conformar un futuro estable de la empresa.

 SITUACION FINANCIERA DE LA EMPRESA

Como estamos comentando el caso de una empresa inmobiliaria, la situación económica y financiera de la misma consistirá principalmente en unir todas las promociones, independientemente de su estado de desarrollo actual: previstas, a punto de empezar, en marcha , a punto de finalizar o finalizadas en fase de entrega, o en explotación de
alquiler

 Habría que establecer un estado de tesorería conjunto de todas ellas. Sí se estuviera utilizando el software Gestinmo para el análisis de promociones, a través de su  módulo InmoFase,  se puede unificar toda la tesorería conjunta de cada una de las promociones y establecer una previsión a futuro del conjunto de la empresa

PLAZOS PARA NEGOCIAR

No hay que olvidar, en estos casos, lo prescrito en los artículos de la ley que a continuación transcribimos, en cuanto a los plazos para solicitar el concurso y sus efectos en caso de incumplimiento, salvo prueba en contrario :

 Artículo 5. Deber de solicitar la declaración de concurso.

1. El deudor deberá solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

  Artículo 583. Comunicación de la apertura de negociaciones.

1. El deudor, persona natural o jurídica, en situación de insolvencia actual o inminente, que no hubiera sido declarado en concurso podrá poner en conocimiento del juzgado competente para la declaración del propio concurso la apertura de negociaciones con los acreedores para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio o
para alcanzar un acuerdo de refinanciación que reúna los requisitos establecidos en esta ley, siempre que no sea singular

 Artículo 597. Acuerdos de refinanciación.

El deudor, persona natural o jurídica, en situación de insolvencia actual o inminente, que no hubiera sido declarado en concurso, podrá alcanzar en cualquier momento un acuerdo de refinanciación con sus acreedores. Si hubiera efectuado comunicación al juzgado competente del inicio de negociaciones con los acreedores, el acuerdo de
refinanciación deberá alcanzarse dentro de los tres meses siguientes a la fecha de esa comunicación.

 Artículo 598. Requisitos de los acuerdos colectivos de refinanciación.

1. A los efectos de lo establecido en esta ley, los acuerdos colectivos de refinanciación deberán reunir los siguientes requisitos:

 1.º Que el acuerdo responda a un plan de viabilidad que permita la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor a corto y a medio plazo.

2.º Que el acuerdo tenga como objeto, al menos, la ampliación significativa del crédito disponible o la modificación o la extinción de las obligaciones del deudor, bien mediante la prórroga de la fecha de vencimiento, bien mediante el establecimiento de nuevas obligaciones en sustitución de aquellas que se extingan.

 3.º Que el acuerdo haya sido suscrito por el deudor y por acreedores que representen, en la fecha en que se hubiera adoptado, al menos, las tres quintas partes del pasivo del deudor, computado conforme a lo establecido en esta ley, según certificación emitida por el auditor de cuentas del deudor.

 Si el deudor o las sociedades del grupo no tuvieran la obligación de someter las cuentas anuales a auditoría, el auditor que emita la certificación será el nombrado a este efecto por el registrador mercantil del domicilio del deudor y, en los casos de acuerdos de grupo o de subgrupo de sociedades, el de la sociedad dominante.

 4.º Que el acuerdo se haya formalizado en instrumento público por todos los que lo hubieran suscrito.

 

Todos estos temas están desarrollados con más profundidad en nuestros Cuadernos del Promotor Inmobiliario (CPI), concretamente en el  CPI 68 El Concurso de Acreedores en las Empresas Inmobiliarias”, y siguientes, al que se puede acceder desde nuestro BLOG  Cuadernos del Promotor y Gestor Inmobiliario

Más entradas sobre este tema

y otros relacionados con la actividad inmobiliaria y promotora en

Y en nuestros canales de YouTube https://www.youtube.com/playlist?list=PL2rXgOV0kih4ImgRs2ky77CTbkIblLX36

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.